domingo, diciembre 17, 2006

Enamoramiento y Amar



Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a él o ella las barreras que nos separan de los demás.
Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos, tenemos la sensación de que, por fin, hicimos una conexión con alguien.
Este sentimiento nos produce gran placer,hasta la química de nuestro cuerpo cambia, dentro de el se producen unas sustancias llamadas endorfinas.
Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y atontados.
Cuando estamos enamorados nos parece que nuestra pareja es perfecta y la persona más maravillosa del mundo. Esa es la diferencia entre enamoramiento y el amor.
Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados.
¿Que? Así es.
El amor, requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo, requiere reconocer los defectos del ser amado, requiere ver lo bueno y lo malo de la relación.
No quiere decir que enamorarse no es
bueno, al contrario es maravilloso. Sin
embargo es solo el principio.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En esta orilla, en donde la mar o las horas besan mis pies, te leo como se me antoja leerte. A este cumulo de nubes sobre un paisaje enrojecido, mientras no me detengo en las palabras sino en el sentimiento, un grito de claridad se alza pujante y severo, tierno y comprensible, humano, muy humano que tiembla la condicion.
Pero te leo como se debe leerte, asi, sin antojos de versos pero si de sabiduria, a herida abierta que lastima la dureza del tiempo, a sangre sin luto y lagrima sin barreras.
Leerte a cuenta gotas sin importar tanto los verbos ni los silencios.
Leerte con la pasividad de una tormenta, con la angustia o la aventuranza de una palabra siempre tan bien dicha, y tan excelentemente expuesta. Leerte de madres y patria, de ese verbo poeta que inspira, nutre y fortalece.
Leerte poeta en la poesia o en la nota. Leerte y ufanarse de ese logro.
Leerte a patas sueltas, mate cerveza o vino, pues el agua es para la lluvia que trae otros sentidos menos vistos, pero mas profundos.
Leerte mientras esta tarde estropea un paraje de hiervas e islotes lejanos. Postales que no olvido, pero que temo por momentos perder.

Leerte no es un placer, es el placer mismo.
Leerte es saberte vivo en cada rincon, en cada lugar y en su lugar, a cada segundo interminable de esta vida, tu vida, hecha poesia.

Diego Gonzalo Reyes.

Anónimo dijo...

Me quedo con todo el escrito , ya leido y releido, para grabarlo muy dentro como una lección aprehendida

Un abrazo

Anónimo dijo...

gracias por corroborármelo

María Inés dijo...

Amor es aceptación sin renuncia.
Enamoramiento apenas una puerta que se abre para que entre el sol.