lunes, marzo 19, 2007

DE EROS & TIGO

por horacio fioriello
( un juan de los palotes)



Eras,
(en esa abstracta forma
en que el recuerdo guarda sus afectos);
abrigo, copa llena, ese fermento
que a la masa leva.
Una
pradera blanca, extensa, sábana,
tres almohadas y una de ellas pertenencia
irrenunciable.
Eras,
contigo en mi, un repatriarse
furioso del amor ausente
y no me daba cuenta.
Fue menester : Plantar renuncia
o tal vez alejarme por absurdo
pudor que dan los años,
fue, suficiente :
rebuscarte rodilla pierna planta,
en el interminable centro del hueco de mi cama
y no encontrarte;
fue, necesario :
confundir el latido mudo del despertarse en descontigo
con el eco de llamarte y no sentirte
para entender :
que un viaje de dos, no absolutamente se religa
en todo el trayecto de la huella,
que de absoluto el amor no tiene mas que eso
y que extrañarte no llena mis baldíos
y que torcer parece un disparate,
cuando amarte conjuga infinitivo.

4 comentarios:

Paz dijo...

Aqui presente , con mis retinas sobre estas deliciosas letras naranjas .

Paz/

María Inés dijo...

Horacio:
Tienes una cadentes formas de enlazar los versos dentro de un temario nostalgioso que nos envuelve en climas otoñales.
Hermoso.
Abrazos

Juan de los Palotes dijo...

Hola Paz, me alegra que disfrutes!
Besos
Horacio

Juan de los Palotes dijo...

Hola María Inés,
no se si la nostalgia es recurrente , no todo gira sobre el tema, tambien hay presente...eso si, lleno de nostalgia! jajjaja
bersos
Horacio