lunes, marzo 05, 2007

eclipse

por Juan de los Palotes

...Sigo viendo el eclipse", dijo. "Adonde quiera que mire, ahí está"
Luego el eclipse recobró su condición terrenal y empezaron a cantar los gallos del amanecer…...

(De la pag. 123 Del amor y otros demonios, Gabriel García Marquez)




La naturaleza animal intuye sin los ojos del cuerpo lo que el hombre como si hubiera dejado de ser parte de ella necesita colegir para creer, un viento solar anunciaba aquella tarde inquieta un ocaso sobrepuesto, un ensombrecer temprano. Cueros, pelajes y emplumadas bestias olfateaban que se cerraba la noche y como en cotidiana liturgia se preparaban a recibir la sombra.
Era la oportunidad de escapar, esperarían que la luna tape el sol completamente, tenían 3´:25´´ segundos para filtrarse entre las negruras del ghetto, fuera de la alambrada los esperaría la libertad. Chelmno era el primer campo de exterminio, abierto en 1941 para matar a los judíos del ghetto de Lodz y Warthegau; fue el primer campo en usar gas venenoso. en la Gran Polonia (la cual estaba en 1939 anexada e incorporada a Alemania bajo el nombre de Reichsgau Wartheland.
Cyila esperaría del otro lado de la frontera a que Simón llegue con su abrazo flaco a recuperar sus vidas.
Ambos, Rosh y Simón escaparian juntos, no podía ser de otra manera, los nazis los habían emparejado con el mismo grillete para economizar, si uno moría el otro también por no poder quitar de encima a su compañero.
Una púa de la alambrada engancho un jirón de la ropa de Rosh, Simón pegó el tirón y vio que su compañero enredaba una pierna , trato de quitar el alambre con sus manos que empezaban a sangrar, miró el sol aun noche que empezaba a destellar ribetes plata, en quince segundos su destino de libertad estaría firmado, la luz comenzó a resplandecer ,las cadenas se enredaban mas con sus tirones. Una explosión de sol los alertó de que se les iba la vida en ello. Una vos de alto, una estampida, un traje a rayas carmesí, y se escucho a Simón decir; "Sigo viendo el eclipse", dijo. "Adonde quiera que mire, ahí está"
"Luego el eclipse recobró su condición terrenal y empezaron a cantar los gallos del amanecer"…

6 comentarios:

Bettina dijo...

Impresionante relato, como todos los de esa guerra de la vergüenza. Muy logrado Juan!

horacio dijo...

Gracias por leer bettina.El holocausto, una vergonzante historia, otra época, otro escenario, otros actores, al igual que este presente de impunidades, de crímenes de lesa humanidad, de absolutistas poderes de destrucción hoy otros son los que quieren escapar al drama de la opresión. La involución es el eclipse de nuestra era.
Estuve chusmeando tu blog colectivo, interesante! Me gustaría integrarme, como puedo formar parte del staff ?

Cariños
Horacio

Bettina dijo...

Mandale un mensaje a Delokos.

mundodelokos@gmail.com
El te mandará el link invitándote
Tus letras también hacen falta allí.

mabel casas dijo...

horacio
me atrapa la creación cuando surge así...como en este cuento,de una frase explota una historia fuerte:poniendo memoria de holacaustos repetidos en este planeta;causalmente el disparador es un eclipse: momento de sombras y la pregunta es qué? realmente es todo cuanto se esconde detrás en un instante.La vida y la muerte,la ceguera o la luz.
lográs con tu texto un escalofrío de trasladar cuántas implicancias podrían tener esa frase según el contexto donde sea dicha...
lejos del reconocido García Marquez tu cuento crece y tiene nombre propio :juan de los palotes! y ahicito Horacio!
besos y felicitaciones!

Juan de los Palotes dijo...

Gracias bettina.Delocos somos.

Horacio

Juan de los Palotes dijo...

Maby, un comentario que ,me honra, he leido anque aun no comentado tu poema " me va la vida en ello" (rios de la surera)donde usas magistralmente la misma tecnica. De más decirte ( te adelanto)logradísimo...ya vez..." NO TODO ES NAUFRAGAR"

Besos!ahicito,Horacio.