sábado, mayo 26, 2007

"la protagonista " :


No recuerdo su nombre
ni su rostro oscuro,
como la erudicción
fue:
la borra que quedó del café
de una noche en birras.
La sombra ausente
del borroso recuerdo
que se esfuerza en el detalle
y solo encuentra nitido en olfato
ese olor a hembra,
famélica de semen.
Que practico el solicito milagro
de la resurrección en carne;
que como Magdalena
tan solo quiso a cambio:
Que la quiera.

3 comentarios:

Adal dijo...

¡Quién volviera a Magdala! ¡Quién volviera!

Un abrazo jerusalémico.

moderato_josef dijo...

Con semejante protagonista cualquiera se deja seducir por "ese olor a hembra famélica de semen." Me gustó tu poesía y tu blog, felicitaciones. Un saludo!

Tabita dijo...

famélica de semen... esa frase me gusta