jueves, agosto 16, 2007

cepas de agosto



Chupo ese dedo que señala tu racimo
y me quedo mordiendo con los labios
el vértice crispado de tu yema
que tiene el gusto ebrio
de sudores de hembra.
Es cierto que tus dedos
conocen los pliegues más perversos
de tus intimidades,
y yo borracho de saliva
aprendo de ellos a celarte.
Dame de beber racimos de tus frutas
ahora que las sombras eyaculan cepas
ahi donde tu aurora se ennochese.
que no hay mejor resaca mañanera
que despertar asido de tus nalgas
bebiéndote las perlas de un rosario
embriagadas del mosto de tu vulva perra.

4 comentarios:

María Inés dijo...

Potente el verso,
viril el escenario,
sabedora entrel�nea de femeninos gozos,
que prepara a la hembra
para la comuni�n perfecta...
Maravillosamente libidinoso!!!!
Besos amigo

FiNi dijo...

a su salud!

chin chin.

ríome inFINItamente.

carmen dijo...

Pues yo me llene de pudor.....¡Que cosas!
Asombroso néctar...:-)

viruta dijo...

he aquí el embrión, la esencia de otros tantos versos que aún esperan vehementes largarse de tu claustro

oh, tú ardoroso padre de todos y cada uno de los tajos...