jueves, enero 03, 2008

Desencuentro



Te llamo desencuentro.
Estas pero no es cierto.
Tengo solo mis manos ampolladas
del fuego de no darte lo que siento
Viento. Lluvia. La tarde invita soledades.
Una cama se puebla en fantasías
y una siesta a solas masturba temporales.
Soledad, desencuentro. Jadea el viento
y la tarde arrecia puñetera.
Tal vez la tarde no termina,
de jugos de savia y de locura,
como hiedra que trepa por los muros;
tus piernas y tu voz, un solo nudo.
Vuela la pluma
y un collar de tinta que chorrea
esta letra imperfecta
casi mia, casi muerta.

8 comentarios:

deborahadaza dijo...

"Tengo solo mis manos ampolladas
del fuego de no darte lo que siento"

como siempre señor, su poema es bellisimo, abrazos desde el frío, chau

Tabita dijo...

Me encanta... me sabe a lejanía y a mi. Besos en posición fetal.

elescaramujo dijo...

parece que el calor despierta pasiones! intenso el poema. buen año Juande!

DIEGO dijo...

Pasaba a saludar,nos vemos,pasate.

María Inés dijo...

Los sueños
despiertan fantasías,
pletóricas de metáforas,
de pedires,
de ausencias
y presencias lejanas,
arrumaco a medias
que llama a las palabras,
las desparrama,
las convierte en rompecabezas
y termina acomodándolas,
y aparece la imagen en esta espléndida poesía...


las acomoda,

dionisio dijo...

hola juan muy lindo , muy bello tu escrito,pero cuidado con los sueños de ayer, pueden ser las pasadillas de hoy.saludo atentamente al maestro.
gracias por el comentario que dejo en mi blog .

carmen dijo...

Languidecer en el deseo a pesar de permanecer en la imperfecta permanencia....Alejarse de cada desencuentro para que el ansiado encuentro se haga eterno...
La fuerza de tu poesía es impresionante....¿Te han llamado "maestro"? :))
Un abrazo

euzkera dijo...

Querido Juande...tremenda alegría escucharte por el auricular ayer a la noche

Gracias por la invitación a tu página, vendré seguido

Paz Interior para este 2008

Beatriz Eugenia Andrade Iturribarría