martes, mayo 13, 2008

vómito en cierne



Quiero que un día forastero
en comunión de acuerdos
y con deseos mutuos
a sabiendas
de que será la única
vez...
sin reproches y alegremente
como quien se sube a un vuelo,
para hacer realidad el anhelado viaje...
sabiendo que será esa vez
y nunca mas,...
y sin después.
con noción de disfrute
con entrega absoluta
con los cinco sentidos
con el alma en las manos
con la piel en el alma
sin después que condene
ni conciencia que aturda
ni culpas que señalen
donde nadie nos vea
donde todos ignoren
donde solo sepamos
vos y yo...
y nuestras musas
y nuestra música
y nuestras muchas mundanas muchedumbres.
hagamos un alto en el camino del hastió
un rapto a la fuga de los sueños
de los sueños deshechos, desflecados, destejidos
desteñidos... de tanto soñarse sin nacer
de tanto vestir y desvestirlos...
hasta que sean ciertos, nacidos
paridos al consiente de la conciencia sin condena
para herrarlos a forja de lumbre y llama
aunque erremos...
una alianza de carne, de uñas, de jugos, de saliva
en una sabana azul como este cielo
en una sabana gris como la vida
entre sabanas rojas de deseo
y limpia de pecado
o sucia, sucia, sucia…
como sucia de ruge
la boca de quien nunca
supo darse permiso.

4 comentarios:

deborahadaza dijo...

una gran sonrisa!!

Tabita dijo...

Me encanta esa noción del sin después... un beso húmedo

Jor dijo...

Yo tambíen quiero, el disfrute del momento, el salvajismo, los besos de espaldas, y despues... no mirar mas para atras...

Y seguir con la conciencia tranquila de haber dejado todo...

Besos Horacio!
Un gusto leerte, como siempre...

deborahadaza dijo...

una gran sonrisa algo retorcida, con ojos un poco encendidos
sonrisa de fuego quieto
sonrisa para tus letras