sábado, agosto 30, 2008

acordes de luto



Cae el día en su oscuro rincón,
es un telón, de luto la noche espesa,
voy a tientas mordiéndome la sombra,
comiéndome las letras de mi nombre.
Hoy he vuelto buscando el perdón
a los pasos de ayer los frutos de mañana,
y se encarna la noche en mi ser
y en los huesos duele, duele.
Como el hacha golpea, el sudor salpica
va cayendo la gota ritual, no hay mejilla
que pueda su paso parar, rueda, rueda.
Pero en ellos mi canto reverdecerá
Quien lo habrá de evitar?
Yo soy la madera de su cruz
deja que claven sus colmillos en mi carne.

5 comentarios:

dèbora hadaza dijo...

voy a tientas mordi�ndome la sombra,
comi�ndome las letras de mi nombre


tristemente hermoso

MabelBe dijo...

Buen blog.
Salud, Mabel.

MabelBe dijo...

Buen blog.
Salud, Mabel.

La Luz dijo...

Tristemente hermoso dijo alguien por ahí...

Coincido.

Muy bello post, muy gris...como mi vereda.


Un abrazo grande, pasé por aquí...

Estás invitado por mis lados, es a la vuelta de la vereda del sol.

=)

DudaDesnuda dijo...

Comerse las letras del propio nombre puede indigestar. Después no digas que no te avisé.

Besos sin cruz