miércoles, diciembre 17, 2008

Gsusa



La pintura con que ha sido ilustrado este posteo es del artista plástico Cubano Juanito Blanco Lozano "CITA"





La llamaban Cristala, por esa fragilidad tan parecida a la delgadez de un soplo que da en el corazón de aquellos en que la melancolía es una cardiopatía.Crista la pobre para algunos, pobre Crista para otros, pero para él ella era Gsusa, quien sabe por que acróstico de intrincado maridaje entre alguna Juana de Magdala y algún San Juan madero de puerto. Gsusa …Tiene una doméstica mancha de secretos barrida abajo de la alfombra, de esas que no rezan y no lloran y un viento del este le levanta la saya.

Ella sabe que la vida pasa breve como el sucinto jadeo de una confidencia,por eso deja que él le saque los vestidos como cascaras de cebolla, sin prisa, sin desnudarla por completo, por que toda cebolla y al desnudo, finalmente hace saltar las lágrimas, y ella ya tiene por sobrado llorado lo llorado.

Unos pasos perdidos ,caminados sin el apuro diurno de quien deja al fuego la tortilla para comprar más huevos, que no alcanzan, cruzando tantos cuerpos sin rostro, que no ligan, tanto rostro sin aura,opaca y cruda, tanta aura sin alma, quemada en el infierno de algun formato gourmet. Caminando y a pulso. Llevando su duelo y su resurrección va Gsusa.
Sabe que él ha de aparecer como esos objetos que se encuentran en el desván cuando se buscan en el purgatorio de las almas perdidas, ha de aparecer para ayudarla a cargar la cruz del tedio y el hastío.
Ambos tienen una mirada para regalarse, un contemplar de yemas en roce ligero y viejas cicatrices que besar,un mamarracho de tinta chorreada en la servilleta justo donde la mancha de café. Eso es todo'?, eso es todo.
Ella recrea en la memoria una cita.

“Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.”

Él es la rendija por donde descomprimir las furias prisioneras, hasta domesticarlas como a un secreto,para guardar debajo de la alfombra.

8 comentarios:

dèbora hadaza dijo...

Señor que lindo texto!!

esa cardiopatía llamada nostalgía le da usted muy duro...

y esta frase es de antología:

"por eso deja que él le saque los vestidos como cascaras de cebolla"

abrazos amigo :)

dèbora hadaza dijo...

ah por cierto... tengo blog nuevo!!

Silvi Rivoira dijo...

Las razones que explican porque te leo,sigo tu blog, es porque tus escritos son como el patchwork, algo nuevo hecho con cosas viejas.(y cuando digo viejas no me mal intepretes quiero decir que son cosas que las reconozco por haberlas vivido).

Un abrazo.

Silvi

viruta dijo...

habemos por ahi muchas Cristalas de atalaya, largas trenzas y mirada lánguida en lontananza.

entoldamientos o vislumbrares. da igual.

== siempre es perra la espera ==

e inconsolable.

Viviuska dijo...

Me gusta el juego con el nombre Gsusa. Carga la pobre con cruces propias y ajenas.

Alguien de las sombras dijo...

La nostalgia...
como duele tenerla...
a veces me pregunto si la melancolía hace mas daño que la tristeza y la soledad juntas.

saludos desde España
buen amigo

Senén dijo...

Interesante texto Don Juan de los Palotes, mientras lo leía sentía un ronronear de bandoneon suavecito, el olor de comida propia de las casas simples combinado con el viejo perfume del Riachuelo y por momentos un llanto reprimido, de esos que se llevan adentro, que nadie siente que solo uno conoce. Usté me entiende.
Un abrazo y esperemos que el 2009 sea mucho mejor que el 2008.
Mi cariño
Senén

Rocío dijo...

Hola vengo desde mi casita a desearte FELIZ AÑO NUEVO, que este año te sea muy favorable para ti y toda tu familia.

Cordialmente.

Rocío