domingo, marzo 14, 2010

En el principio fueron Ave y Nada, ...y la demagogia no existía


A treinta y ocho años del temblor muchas cosas habían cambiado al este del pacífico, al sur del continente y alrededor del globo terrestre. El eje de la tierra había modificado groseramente su ángulo de giro y los días eran mucho más cortos, las estaciones ya no eran definidas como las conocían las generaciones pasadas y el sol, ya no producía sombra sobre los objetos y las personas. Todo tendía a que la tierra recuperara su antigua fisonomía de hace 26000 años atrás, y siendo la velocidad de rotación terrestre mayor, resultaba en un fenómeno desconocido a todos los habitantes del planeta, es decir, una considerable perdida de la fuerza de gravedad (que mantuvo tanto tiempo a los hombres con los pies sobre la tierra,)logrando una generación más etérea y con más vuelo, los cuerpos casi flotaban o se desplazaban a saltitos permaneciendo en el aire, según el impulso, el tiempo que durara el salto practicado, como en cámara lenta.



Salvado el periodo de re-acomodación tras-cataclítica en que se produjeron irreparables perdidas de la memoria, el olvido logro construir un pensamiento nuevo que ni los viejos moradores del planeta, en su mayoría afectados por amnesia permanente, (producto de los golpes en el cráneo de bloques de mampostería y/u otros objetos contundentes caídos en derribo tras los terremotos de fin de era), fueron capaces de refutar.



El despertar de esta nueva era, cuyo principio no merecía ninguna relevancia ya que se ignoraba otra anterior y sus consecuencias, hacía la vida plácida en un génesis sin memoria genética ni colectiva.

Fue entonces en el principio, en que Nada, varón viril y de desbordante inteligencia sedujo a Ave, mujer de virtud e inocencia impoluta; haciéndola comer de la raíz del arbusto, (y Ave se la comió) oculta bajo la oscura corteza de la tierra donde nada se contamina, iluminando así la inteligencia de Ave y llenándola de conocimiento que derramaría sobre todos los seres sin excepción.



Fue así como Ave concibió y fue millones, y el Nadaismo pobló la faz de la tierra siendo un partido único y sin oposición, y de cierto, de cierto os digo; que mientras Nada vivió y sus años fueron muchos y prósperos, Ave regalo por doquier maquinas de coser marca Singer a todos los moradores de su comarca...

...continuara...

2 comentarios:

Roger Rivero dijo...

!Que loco!!! Esta buenisimo!!! ¿de donde sacas esas cosas! Me gustomucho, espero la continuacion, un abrazo, roger

Nannou dijo...

Esperamos ansiosos la continuación.

abrazo colega!