lunes, diciembre 27, 2010

para lamer heridas



Me hace ruido la panza

no se que quiere decir eso
y tengo sueño, mucho
y no se cuantas necesidades más
no importa, hay muchos como yo
muchos perros tirando de una correa
la mía anda suelta
como mis ideas
a veces quiere volver
cuando se pierde
pero yo la llamo por su nombre:
Veni! Vení!
y ella viene revoleando su pata renga
y viene
y me festeja el reencuentro
como si me contara que anduvo
histeriqueando con un perro
que la tenía grande
eso deberia ser una afirmación
estoy poemando....
te molesta eso tambien?
es evidente que necesitas desquitarte con alguien
nooo, no me desquito con nadie
pero lastima tu poetizar
agarro una hojita de afeitar
y me hago marcas en la muñeca
superficiales
y ella me lame las heridas
cortala
de esas que apenas sangran
no me digas esas cosas
por que para las otras,
para esas hay que tener cojones
me hacés mal
mucho
y yo aprendo su idioma de gruñidos
y soy su mascota
y ella mi amo.



(II)




Ella tiene finos rasgos
Y delicados modales
Pero cayó en mis manos.
Yo la levante en la calle
y ella, tan callejera que
apenas si noto la diferencia,
anda arrastrando una pata
como se arrastran flores marchitas
en el basural del cementerio.
Y yo tan dócil que ya ni pregunto.
Ella tiene una pata que arrastra
para recordarme
que también pueden dejarte tirado
un segundo después de atropellarte.
Solo me falta comer balanceado
Por lo demás, ya tengo mi correa al cuello.







9 comentarios:

Palabras como nubes dijo...

Bien!!!

Me gusta mucho la explicación de la pata que arrastra, genial. En realidad me gusta ella, su "personalidad", su "perralidad", ponele. Me gusta lo que te "dice" y que lamerse las heridas sea mutuo.

Bien, bien, Horacio, me encantó, che.

Abrazo
Jeve.

diana poblet dijo...

Aunque la correa, creo que siempre es y será un estado mental. Me gusta la idea, me gusta el texto y el inestimable número de imágenes que derramaste ahí y nos dejaste como pensando. Pero, en mi caso, sin correa. La libertad es lo más costoso que siempre llevo puesto.
Con mi abrazo, abuso del espacio para desearte el mejor Año. Si me lo creés, será posible porque todos los grandes cambios sociales comienzan en uno mismo.
Que tu día sea espléndido y tu vida su reflejo.
d.

dèbora hadaza dijo...

amores perros :D

Marisa dijo...

Las heridas solo son capaces de lamerlas aquellos que saben lo que es sufrirlas en su propia piel. Cicatrizan con el tiempo pero nunca nos dejan, como las moralejas de los buenos libros...

Exquisito tu texto, Horacio, metáfora de pata renqueante, correa que nunca debiera existir (por el bien ajeno y propio), imagen de la deshumanización del hombre en la selva de la vida.

Mis mejores deseos de sueños cumplidos y felicidad para este año nuevo.
Muchos besos.

Palabras como nubes dijo...

FELIZ 2011, QUILMEÑO!!!!!!

Abrazo
Jeve
y
Ruma

Sil dijo...

Cuantas cosas te brotaron de esta imagen, lindas, interesantes

Ánuar Zúñiga Naime dijo...

Muy bueno maestro. Un abrazo.

saltar del tren dijo...

No había leído la historia, me encantó. Ese juego de palabras, ese intercambio de roles de los que saben, de los que luchan...
Un abrazo

saltar del tren dijo...

No había leído la historia, me encantó. Ese juego de palabras, ese intercambio de roles de los que saben, de los que luchan...
Un abrazo