miércoles, febrero 27, 2013

amistad

A Senén Rodriguez Perini


Una que otra vez
cuando a punta de cuchillo hurgues
ese vértice por donde abrir la ostra,
o, dudes en darle a roer a tu perro
ese hueso que no has terminado de lamer;
búscame en ese sedimento que quede
en el fondo de tu copa de vino barato
que allí estarán mis papilas inquiriendo
como la amistad puede añejarse
sin descorchar jamás su contenido.

H.A.F
de
Punto Cardinal®

2 comentarios:

Emilio Mainardi dijo...

muy bueno horacito!!! tu amigo de siempre ... Yayo.-

Senén dijo...

No habia leido este poema, de casualidad hoy llegué a él. Como ve, uno siempre llega si asi esta determinado, bien lo sabia Cortazar. Se agradece, y no viene mal este no se si tan merecido elogio a la amistad, ya que en estos días estaba recordando a Gerardo "rey de la noche de Bigand" Acosta, que se nos fue underrepente hace ya mas de un año siendo aun un pibe.
Vaya un sentido abrazo mi hermano. (Y otro día avise que uno esta complicado y en ocasiones ni se entera. Salú y gracias)