domingo, febrero 11, 2007

El sobreviviente


por Juan de los Palotes

Exigirme describir a cada uno de ellos no será sino a través de la imprecisa y dudosa
imagen que aún conservo de aquel suceso , por cierto, no menos cargado de crueldad que otros hechos posteriores al destierro, al alumbramiento.
Los años sesenta aún no cantaban sus victorias de Twist y gritos, la revolución juvenil,
el contexto de la Guerra Fría , la guerra de Vietnam, el Mayo Francés, la primavera de Praga, la guerra de los 7 días, los conflictivos y violentos procesos de liberación, la contracultura juvenil, los movimientos pacifistas y los procesos de cambios y transformaciones en distintos órdenes que serían marco y circunstancias para éste mediocre narrador que trata hoy de ilustrar ésta legitima historia y la suerte de sus personajes.
Era Abril de1959, días más , días menos, cuando salimos lanzados de nuestro ubicuo y testicular hábitat por una indefinible y compleja reacción química, proyectados, excluidos, eyaculados.
De todos lo que éramos en un principio solo recuerdo algunos rasgos de quienes quizás por más competitivos se acercaron casi lo suficiente para llegar, solo que el casi, siempre denota con su adverbial naturaleza esa fastidiosa desaprobación de lo inconcluso, de lo pendiente, de lo irresuelto. Nadie quiere ir a la zaga, la lidia es Darwiniana y despiadada.Todos ellos con sueños tal vez utópicos y una misión a realizar, con vocaciones diversas y capacidades magníficas perecieron en el fallido intento, : El médico sabio ,el ecologista conservador y pasifista, el Chamán intuitivo, el científico innovador, el artesano, el maestro de escuela, el padre ejemplar, el guerrillero soñador y loco, el loco, el cuerdo, el idólatra, la magia, el ateo, la sonrisa.
De aquel proyecto en puñado de hombres y mujeres únicos, irrepetibles, solo éste que soy, pudo sobrevivir. Sin oficio mejor ni mayor empeño que contar historias, en fin, sin exagerar, un premio, la vida, inmerecido.
Solo me queda el consuelo de ejercerles memoria y éste descargo en mi defensa: Alguien tenía que sobrevivir para contarlo.
Pero es justo decir que necesite poder golpear mucho más, vigorosamente, nadando por el tracto vaginal fui un mero espectador de su desdichada suerte, tal vez el más afortunado, agraciado por la velocidad que dan los flujos en la deriva a un espermatozoide que rema a ciegas y sin conciencia de su rumbo.

7 comentarios:

Juan de los Palotes dijo...

Hola si trataste de dejar comentarios y no pudiste accedar te pido disculpas en nombre de Blogger
Gracias

Horacio

Juan de los Palotes dijo...

intentalo ahora Gracias!

orillas de la cuentera dijo...

Horacio:
Por algo se llega,
un oler a yunta hace al óvulo abrirse para el elegido.

De sobreviviente a "el elegido",nada poca cosa,la naturaleza sabe ejecuta.
Gran bandada promisoria fue la lechada /59 abril mediados; solo se le abrió a digno escribiente ,seguro genes de los otros también tenía.
Un cuento original; desde el origen que pocos sabemos...abre intriga ,podré investigar sucesos de la lechada que me fecundó?
cumple cometido y surge pregunta
a dónde van los otros ? quizás provean al líquido anmiótico nutrientes y transmitan durante las nueve lunas

besos al espermatozoide ayuntado llegó a cuentero de trinchera; y lo comparte,gracias
mabel

Juan de los Palotes dijo...

Maby, Maby....jajaja
gracias por tanto comentario que enarbola defensa. Me siento mas justificado en el elegido que en el sobreviviente.
De ser asi entonces nos/padre/madre/responsables de discriminacion selectiva ?
haaaaa, te deje pensando?
Horacio

María Inés dijo...

Horacio:
Uno es elegido o sobreviviente o simplemente está muerto.
Como vos y yo, por suerte estamos vivos, nos pondremos en cualquiera de los dos casilleros. T{u dices que prefieres el de los elegidos, yo no prefiero, estoy en el de los sobrevivientes.
Sobreviví a los ideales, a la inocencia, a la militancia, al amor.
Cariños

María Inés dijo...

Disculpá el tema de los acentos me tiene loca, en casa lo tengo en una tecla acá en el trabajo en otra.

juande dijo...

María Ines

Lo de justificado lo digo en relación al contexto en que alude Mabel Casas en su exelente comentario,
Sobreviviente!, ... si, siempre sobreviviente, como naufrago, como damnificado de instancias no elegidas, como un hacedor de mis ahoras., sovreviviente!

Postdate.
Rico asento, latino?
jajaj

besos
Horacio