jueves, mayo 31, 2007

Molienda



por Juan de los Palotes


Hurgo tu lengua crispada
Y nuestra saliva derrama urgencias.
Quiero comer tus panes bajo tu pollera.
Es tanta la espiga por cortar
y es tanto mi mano un molino
que amasa harina
que tu vulva hornea
y mi hambre de vos:
No acepta otro costal.



.

3 comentarios:

deborahadaza dijo...

Wow!no tengo palabras...

Anuar Zúñiga Naime dijo...

Cada vez que vengo, renuevo mis ganas de seguir atrincherado.
Un abrazo amigo

Luli dijo...

Tu poema es ...es... vaya, simplemente hermoso

Mi beso