sábado, julio 28, 2007

silencio



Tomo la navaja. Me miro.
Desde mis ojos
alguien me pide auxilio en el espejo.
Como un rojo geranio una gota de sangre
se abre camino peregrino en mi cogote.
Nunca tan profunda la eternidad se corta
como el espanto los hilos deshilacha.
Una garganta necesita decir a gritos
y están en mi razón las cuerdas rotas.

9 comentarios:

GaMe dijo...

El grito atrapado, ese que se nos hace nudo al que no podemos desasir, el que nos convierte en esclavos de nosotros mismos...ese grito hay que dejarlo ir, para que nunca nos broten rojos geranios en el cogote.

Besos Horacio.

deborahadaza dijo...

"Desde mis ojos
alguien me pide auxilio..."

conmovedora frase y excelente poema.

Insomne dijo...

..Te has cortado afeitandote..

..Un trocito de papel..

Ahora en serio, me quedo con la ultima frase.. el silencio es no saber como decir las cosas.

Un estruendoso abrazo

carmen dijo...

"Mi boca, muda,
de tanto hablar,
vigila atenta
las bocas que gritan,
pidiendo ayuda...."

Horacio inquietante foto, inquietantes palabras surgen a veces y son incapaces de nacer.El poeta experienta con frecuencia ese sentir. Cuando el poeta quiere gritar, expresar lo que el ojo ve, sin poder hacerlo.
Dolor que va consumiendo el alma...
Me impacta leerte.

Alejandra Dening dijo...

WOW que sintonía amigo, cuando pases por mi blog entenderás cuanto te entiendo...

Besos!

José Camúñez dijo...

Las heridas del poeta se cortan con silencio...

Ana R dijo...

Hay tantas maneras de expresar , proyectar, exteriorizar un grito desde el silencio...

Demoledor.

Un gusto leerte.

Saludos

FiNi dijo...

Esto ha sido rasgar el velo.
muy fuerte.
antes de llegar a esto, un buen GRITO EN EL AUTOMOVIL CON LAS VENTANILLAS CERRADAS...
o escribir en el viento.
con sangre.
abrazos muchos hoy.
Fini

María Inés dijo...

Y es el silencio una manera proverbial que manifiesta la dolorosa indiferencia, y es verbo perfecto e intención sagrada, porque la voz muchas veces miente, el silencio nunca...