domingo, agosto 26, 2007

A solas




Otra vez
la soledad se desenrosca.
Se expande, descomprime,
se desliza, se dispersa,
va tomando los contornos
de mi cuarto mis libros y mi mesa.
Flota, se agita, retumba sorda en las paredes,
devora los ambientes, los copia en su volumen.
La respiro.
A poco me acostumbro,
disfruto su presencia destemplada
y los tintes grises de su silencio obeso,
que no tiene por timbre oscuros graves
ni agudos quejumbrosos.
La puedo ver crecer en el letargo
del largo bostezo memorioso.
Se agiganta
con mansa prudencia de extranjero
que no elige ni exige ni corrige,
que no anula ni invalida ni amenaza.
Solo está, solo acompaña en su constancia.
Entonces, por que abandonarla?
Por que patearla fuera si es tan mía
como mi propia alma?
Solo echo de menos cuando llega
una presencia humana,
el timbre de otra voz y otra palabra y
la rutina
absurda del perdón
ante la ofensa injusta y la disculpa,
en la gestual ofrenda de una taza.
Y estar solo con ella y la caricia
en la inmensa planicie
de esta casa.

5 comentarios:

peregrina dijo...

Otra vez
la soledad se desenrosca.
Se expande, descomprime,
se desliza, se dispersa....

merde...estamos tristes...
Pero es buena la soledad, me gusta estar a solas conmigo misma.
Un saludo acompañado

deborahadaza dijo...

"Otra vez
la soledad se desenrosca.
Se expande, descomprime,
se desliza, se dispersa,
va tomando los contornos
de mi cuarto mis libros y mi mesa."


Es la excelente descripcion de la cotidianidad


un abrazo.

divannimolotov dijo...

a lo mejor hace falta jugar a las canicas o al trompo
para que toda esa melancolia pase a otro plano menos tridimensional.

le saludo jundelospalotes
su siempreamigo, divannimolotov
desde aca

carmen dijo...

Pero que bien cuando se siente la paz en su presencia...entonces te zambulles en ella y respiras como tu lo hiciste....
Bellísimos versos.

carmen dijo...

Pero que bien cuando se siente la paz en su presencia...entonces te zambulles en ella y respiras como tu lo hiciste....
Bellísimos versos.