jueves, febrero 21, 2008

Pudor




Hoy se ha puesto negras las sedas de su enagua,
Y un toque de pudor la muestra tan humana,
Que no importa perderse, ni caer ni rendirse,
No importa, no importa que me niegues
ni que dañe
quererte
de esta forma en que el olvido traidor y falso
exige
No,
no, no!
No me digas adiós... por que es mentira,
mentira que me olvidas todavía,
mentira los, con Dios…y los, ya nunca…;
cuando aún se alinean los planetas
tras el velo de seda de un opaco arrimo de decencia.
Se ha tapado la luna en esta noche…y sin nosotros.
Y un silencio imperfecto…
Y un silencio imperfecto!
Nos aturde a solas en la sombra
del espejo que calla.

3 comentarios:

Jor dijo...

Esas despedidas, esos desarraigos.

Me hicieron recordar mucho.

Gracias por estas palabras Juan.

Un abrazo...


(y la desencia, y el pudor, y esconder ese cuerpo que una vez fue de el. Como me hizo imaginar...)

deborahadaza dijo...

Me hiciste llorar Juan, es estúpido creer en el olvido, el adios, y todas esas imbecilidades que he y me han dicho, ojalá a el lo haya aturdido el silencio, ojalá le duela no despertar conmigo

besos

RUEDAS DEL TIEMPO dijo...

Hace tiempo que no pasaba, lo siento, y es sorprendente el tan buen espacio que habéis construido, por lo cual quisiera compartir contigo el premio al Blog del día, que puedes recoger cuando querías y si lo deseas en mi blog, pues la verdad es que sois un genio de escritor Horacio.

Sigue brillando y suerte en todo, un abrazo, roger