lunes, marzo 22, 2010

...una nueva hora...comienza

La tarde tiene humor de nubes con cueritos pinchados,
 y un fervor de pájaros desplumados por la lluvia,
 alimenta mi estúpida utopía de volar
hasta donde lo demas no importe...
y mientras tanto, el alma ve declinar el día
a travez de la piel transparente de la ventana.

Un murmullo parecido a un chiflido,
se hace vapor de paba y agua herbida
y quema la yerba,
entonces, escribo tu nombre con el dedo
en el vidrio empañado;

como a este vapor con el que pinto
tu nombre, ni eterno ni absoluto,
tambien lo morderá el olvido.
Asi tambien se borrara
esta desesperada forma
de verte según este cristal,
con que te miro.

5 comentarios:

Palabras como nubes dijo...

Muy pero muy buena, Horacio, el inicio: una joyita.

Abrazo
Jeve.

viruta dijo...

Nannou dijo...

"...como a este vapor con el que pinto
tu nombre, ni eterno ni absoluto,
tambien lo morderá el olvido."


Bello, bellísimo!

carmen dijo...

¿ES fácil olvidar cuando se desvanece lo vivido, lo amado cuando surgen otras vivencias, otros momentos que igualmente llenan los espacios creados? No siempre es así, basta con reservar un trocito del alma para ti.....
Bonito poema Horacio.
Un abrazo

Silvi Rivoira dijo...

COMO DICE DOLINA EN UNO DE SUS CUENTOS."Si nos espera el olvido, tratemos de no merecerlo."

Silvi