jueves, julio 22, 2010

04:00 Am de térmica

                          





Esta ceguera blanca
que embrutece
no me deja mirar

Un sin techo duerme
en el umbral,
es un niño muriendo,
y yo?
La noche escarcha el sueño
de los otros

El pibe sueña
con una taza humeante
donde sopar humillaciones,
solo come promesas


El pibe sueña
que roba un monedero
y no lo agarran
sueña que saquea un súper
sin que suene la alarma

                       
El pibe sueña
con un papel glasé
de poesía tan blanca,
como nieve
tan níveo el sueño de volar
como el frió
que le escarcha el orín
que le congela el sueño
y se lo lleva blando

a dormir a otro infierno
calentito , tibio
donde la crueldad
del demonio
es más piadosa
que la indiferencia
de Dios.

El pibe ya no tiembla
se fue con sus labios azules
buscando un lugar
donde poder ser pobre.









10 comentarios:

Marisa dijo...

Triste realidad la de los que nacieron estrellados, desigualdades injustas que describen la vida. Desde la comodidad de mi sillón de piel es fácil expresarlo, pero desde donde realmente se siente es desde el duro cemento de camas de noches.

La sensibilidad se hace persona en tu entrañable poema.

Un abrazo, Horacio.

Marcela dijo...

Impresionante.
Me gustó muchísimo este poema. Solo puedo decir eso.
Saludos.

Palabras como nubes dijo...

Fuertísima, real como la vida misma, así, desproporcionada, lamentablemente.
Muy muy buena, es un cachetazo para releer cuando uno se queja de lleno.

Abrazo, Horacio
Jeve.

mabel casas dijo...

trasmite el poema
se siente la sensibilidad y la ceguera blanca
que también le alcanza a la figura de ese Dios y de ese Diablo(que en estos días parece que muchos quiere resucitar sus ángeles y demonios, cosas de darle mística a la brutal injusticia de lo humano en la cual entra la de una mayoría de los teólogos, de las finanzas de algunos gobiernos,de los soberbios con cama adentro,etc...)
Ni un Dios permitiría un niño sin techo y muerte; ni un Diablo se lo llevaría a su infierno porque no tiene pecados...
el poema duele por que es real y a la ceguera le importa un bledo
y yo siento que hoy no participo en poner ladrillos y comida y ternura y comprención a esos niños
y me siento responsable juntos a todos
gracias por decirlo, que todos escuchemos y mezclemos adobe para más ladrillos
besos

saltar del tren dijo...

Hola, te encontré por casualidad, como esas cosas que suceden de imprevisto y te roban una sonrisa :)
También tomando mate y leyendo este poema, cierto en su realidad y su tristeza.
Besos

dèbora hadaza dijo...

dónde poder ser pobre...

frase pegadora, triste, dolorosa

Ánuar Zúñiga Naime dijo...

Enorme maestro, las cosas no cambian, sólo los escenarios. Un abrazo desde el país del narco.

mariarosa dijo...

La dura realidad. Para esto también es la poesía para gritar broncas del alma.

mariarosa

Los viajes de Sisifa dijo...

...

divannimolotov dijo...

...o a jugar futebol; futura profesion

saludos juande
hay que beber tequila reposado
semper fi
dmtv

.