domingo, octubre 03, 2010

Para decir Victoria



Vengan las musas ebrias con sus dones

a urdir la rebeldía de mi pluma,
que dispersa y sutil se va la bruma
cuando el alma descalza sus pasiones.


Vengan con su murmullo los gorriones
que agitan en mi otoño ramas ocres
y alboroten sus trinos mis mediocres
letras vanas, atadas con jirones.


Que no basta decir lo necesario,
hace falta gritar! y no me reblo,
hace falta acabar con el bestiario,


hace falta zanjar al mercenario
que usura con el hambre de mi pueblo,
auque rueden las cuentas del rosario !

5 comentarios:

Marisa dijo...

Es una hermosa Victoria la vuelta de la rebeldía de tu pluma que, con espléndidas letras va desatando esos jirones que dificultan su camino. El grito de esa pluma ha llegado hasta mis oídos y estoy segura de que permanecerá en el eco, acechando la lista del bestiario, luchando por el hambre de un pueblo, y entrando en los oídos de aquellos que no se los tapan.

Genial, Horacio.
Abrazos.

Roger Rivero dijo...

Genial Horacio, bendita sea la musa que te inspira, pues todas tus obras poseen una calidad impecable, magnifico poeta, escritor y amigo, cuídate te hermano y recibe un abrazo grande, Roger

Sil dijo...

Muy bueno, veo que has cambiado el blog, vi a primera instancia la frase de Saramago,y medio una cierta nostalgia,no se porque,son esas palabras que al igual que las tuyas nos llenan de alguna manera y tal vez hasta nos las apropiamos.
un abrazo

saltar del tren dijo...

"Que no basta decir lo necesario,
hace falta gritar..."

Me quedo con esa frase, con la rebeldía de tus letras, con la poesía del otoño color ocre.
Magnífico. Una pincelada al alma.
Besos de colores

Palabras como nubes dijo...

Genial, Horacio, fuerte, con garra, un grito hecho palabras, me encantó!!!

Abrazo
Jeve.